Información de interés

La falta de comunicación alrededor de un encuentro sexual y el deseo puede resultar difícil. Recomendaciones para acercarse al goce.

La falta de comunicación alrededor de un encuentro sexual y el deseo puede resultar difícil. Recomendaciones para acercarse al goce.

La comunicación sexual, aliada del placer. Foto ilustración Shutterstock.

La comunicación sexual, aliada del placer. Foto ilustración Shutterstock.

1

29/11/2022 5:00

Actualizado al 29/11/2022 5:00

¿Hacemos, pedimos o tomamos la iniciativa para cumplir todo lo que queremos durante un encuentro sexual? Aún hoy, entre tanta deconstrucción y avances de la educación sexual, puede resultar difícil expresar nuestros deseos en la intimidad.

Esto termina por convertirse en un obstáculo para el placer, pero también en un problema en lo que a la comunicación respecta. ¿Es posible hablar de todo excepto de lo que nos erotiza?

Comunicación, placer y orgasmos

“Es mucho más frecuente de lo que nos podemos imaginar que las personas se inhiban o no se animen a comunicar lo que quieren en un encuentro sexual”, señaló a Clarín Milena Mayer, médica uróloga, especialista en sexología clínica, andrología y reproducción, al tiempo que destacó lo paradójico que resulta no hablar de sexualidad con ese compañero o compañera con quien se comparte la intimidad.

Las consecuencias de estas conductas son negativas para ambos miembros de la pareja, ya que mientras que uno intenta adivinar las necesidades del otro, ante la falta de satisfacción, incluso se llega a fingir bienestar.

“Y de esta manera perpetuamos mandatos y mitos”, sostuvo la experta (en Instagram, @concienciaysexualidad). Entre ellos, ejemplificó, que “el varón siempre tiene ganas” o que “el coito es el momento más importante”, lo cual no es siempre así.

Según la sexóloga, la falta de comunicación atenta directamente contra los orgasmos (y simularlos no es una opción). “Tenemos que responsabilizarnos de nuestro placer. Es muy importante la autoexploración y el autoconocimiento para saber qué es lo que queremos comunicar”.

“Nuestro propio placer no es responsabilidad del otro, es compartida. La comunicación abierta y honesta construirá una salud sexual sana y para esto es interesante encontrar un espacio de comunicación propicio”, afirmó.

Mayer: "La comunicación abierta y honesta construirá una salud sexual sana". Foto ilustración Shutterstock.

Mayer: “La comunicación abierta y honesta construirá una salud sexual sana”. Foto ilustración Shutterstock.

Los sonidos del silencio

¿Cómo se explica o de dónde viene este silencio? Al explicar los orígenes de la inhibición verbal dentro del sexo, Mayer sostuvo que varias son las causas que se entrelazan.

Por décadas el placer sexual fue silenciado; tenemos que reaprender a identificarlo y comunicarlo”, afirmó. Al mismo tiempo, agregó, aparecen la culpa, la falta de autoconocimiento que deriva en no poder comunicar qué nos gusta, la ausencia de ESI, la vergüenza de sentir placer, la falta de confianza y el miedo a la opinión del otro.

Los efectos, en tanto, son contrarios a lo que se espera de un encuentro sexual. La especialista mencionó que “la falta de comunicación nos aleja de una conexión real con la otra persona y de poder relajarnos y entregarnos a las sensaciones”, además de acceder a situaciones que en realidad no deseamos.

Y cerró: “La comunicación sexual es la clave para que un vínculo funcione. Es un ejercicio, fomenta el respeto y nos invita a un placer más genuino”.

El poder de la comunicación sexual

La comunicación sexual no tiene por qué iniciarse al momento de llegar a la cama. Pero, además, no se trata sólo de palabras. Existen otros modos de hacerle saber a una pareja con qué gozamos (y con qué no).

Con una respiración profunda, un suspiro o un gemido ya estamos diciendo un montón. Le damos a la persona el pie para que interprete que eso que está haciendo nos está gustando. El lenguaje corporal ocupa un lugar importantísimo: si me abro a una situación o si me cierro y me alejo. Tenemos que aprender a identificar esas sutilezas”, dijo la sexóloga.

Además, ofreció una serie de recomendaciones:

  • Tratar de no ser hiriente y no abordar la charla desde la queja.
  • Hacer hincapié en lo que sí funciona.
  • Escuchar y dar crédito a la otra persona.
  • Ante la duda, se puede apelar a preguntas como “¿te gusta así?”, “¿querés que siga?”.
  • Animarnos a cambiar el guión sexual para innovar.
  • Compartirle al otro algún posteo que veamos en las redes sociales.
  • Si identificamos que la comunicación sexual es una dificultad, pedir ayuda profesional.
Abrir Chat
¿Necesitás Ayuda?
Hola
¿En que te puedo ayudar?